domingo, 3 de enero de 2016

Primera semana de enero de 2016. Vita nuova





Lunes 28 de diciembre de 2015
Elegimos. Elegimos lo que no debemos. La otra opción es no elegir. Que tampoco es buena. Todo da igual. Seguirá este señor dándonos sueño. Moraleja: haz algo o no hagas nada. 







Martes 29 de diciembre de 2015
Es casi seguro (no acierto en mis predicciones más que otros) que estemos sin gobierno hasta mayo. No pasa nada. Por lo menos tenemos la certeza de que el próximo viernes no van a hacer el hijoputa ideando (y aprobando con mayoría absoluta) alguna disparatada y horrible disposición. Seguiremos con las que hay. Que ya es bastante castigo.






Miércoles 30 de diciembre de 2015
Greguerías. El absurdo Gómez de la Serna salió (¡cómo no!) diputado por Segovia. Da igual que hasta el PP (¡el PP!) le llame sinvergüenza y tal. Y, sí, recogió el acta. Mandó a un procurador o un propio o algo. Ahora se sentará (en teoría) con el grupo mixto. Con lo cual el Partido Popular contará con un sillón menos en la cámara baja. Continuará.






Jueves 31 de diciembre de 2015
Los imposibles pactos. Los grupos tienen extremidades y tegumentos calcificados que les traban y tiran de ellos. Es imposible que hablen unos con otros. De hecho la mayoría no se hablan ni entre sí.






Sábado 2 de enero de 2016
El sintagma 'bien mal' que he oído siempre a las paisanas de por aquí toda la vida es inmejorable. Lo abarca todo. Bien mal.






Domingo 3 de enero de 2016
Uno no teme que el granizo o el pedrisco hagan daño. Se sabe. Hay una certeza. Está... previsto. El pedrisco jode la cosecha. Es lo suyo. Vota pedrisco.










No hay comentarios:

Publicar un comentario