lunes, 14 de octubre de 2013

Segunda semana de octubre. Oh, the days dwindle down to a precious few

Lunes 7 de octubre de 2013
Parece que al fin le hemos colocado todas las cajas de Castilla y León a un banco andaluz. Con sus condiciones, claro. Una de ellas es que a los preferentistas, en caso de devolverles algo, (ja, ja, ja) se lo devolvería el FROB. ¿Qué hubiera pasado si no les saldamos las cajas de la Comunidad a estos señores? La nacionalización. Más despidos. Nos movemos en escenarios de 'lo peor' o 'lo todavía peor'. Los que han montado la tarima siguen cobrando, claro.




Martes 8 de octubre de 2013
Tengo ideas raras. Yo creo que las diputaciones provinciales (ya de existir) deberían ser unas oficinas normales y corrientes situadas en alguna localidad de menos de 20.000 habitantes. Pero no, han heredado toda la esclerótica pompa de las gobernaciones civiles, situadas en palacios, emanadoras de disposiciones arbitrarias, devoradoras de dinero público, habitadas exclusivamente por paniaguados. Nunca nos libraremos de ellas.


Miércoles 9 de octubre de 2013
Empieza la temporada de protestas. Pobres de nosotros. Tomemos las calles, exclaman. En los despachos dicen que sí, que las tomemos. ¿Para qué quieren ellos las calles, que están hechas un asco?


Jueves 10 de octubre de 2013
El PSOE ha aprovechado la espantosa deriva del partido en el Gobierno para... meterse el dedo en el ojo unos a otros. En Castilla y León se preguntan si hay cierta bicefalia en la dirección socialista. Lo dudo. Para que haya bicefalia hacen falta dos cabezas.


Viernes 11 de octubre de 2013
Todavía veo viñetas con los burgueses de entreguerras de George Grosz. Puros, raya diplomática, polainas, ¡sombreros de copa!


Sábado 12 de octubre de 2013
Bonos convertibles. Les quieren cambiar sus ahorros por bonos convertibles. El dinero se convierte, cambia de estado y de manos, se licua, se petrifica... los bancos son la piedra filosofal.


Domingo 13 de octubre de 2013
No me invento nada. Estos disparates fueron dichos de forma casi literal por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, al que le parecen muy bien las reformas del increíblemente nefasto ministro de Justicia, increíblemente nefasto también antes en otros muchos cargos.
Nota: El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León tiene su sede en Burgos; parecía o se escribió que querían duplicarlo en Valladolid. Que no. Que era una errata, dijeron al final.
Una... errata.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario